destino-limon
Limon-limonview
Limon-174
Limon-carb021
Limon-165
Limon-playabonita2
Limon-203

DESTINO LIMÓN

La profundidad de sus aguas encerradas en una tranquila bahía fue el detonante para que en Limón se produjera uno de los mayores acontecimientos históricos de la región, la creación del puerto marítimo que sirviera de punto de partida para la exportación de café. De la mano del puerto vino la épica construcción de la línea de ferrocarril desde valle central, lo que supuso la llegada de miles de trabajadores de las Antillas, especialmente de Jamaica, un grupo étnico que aportaría a la idiosincrasia de Costa Rica el color, el sabor y el ritmo.

Un recorrido por la ciudad de Limón te transportará a épocas pasadas, sus edificios, calles y plazas guardan el recuerdo de un pasado próspero, donde se conserva la característica vida agitada y efervescente de una ciudad portuaria. Destacan el Mercado Central, el Parque Vargas frente al malecón y edificios emblemáticos como el de Correos o el salón comunal Black Star Line.

Además de su importante puerto comercial Limón es punto de parada para los numerosos cruceros turísticos que recorren el Caribe. En Moín, a 7 kilómetros del centro de Limón, se encuentra el puerto fluvial desde donde parten las lanchas que se internan por los ríos y canales hasta las llanuras del norte alcanzando destinos como Parismina o Tortuguero. Cerca de Moín se encuentra también el puerto artesanal de Portete y playa Bonita, la playa mas popular y animada de Limón.

La herencia afro antillana de Limón se refleja en su arquitectura, su gastronomía y especialmente en sus manifestaciones culturales, entre las que cabe destacar el Carnaval de Octubre, una fiesta que desborda el color, ritmo y la alegría que tanto caracteriza al pueblo limonense.

HISTORIA

En Septiembre de 1.502, 10 años después de su primera llegada a América, Cristóbal Colón ancla en Isla Uvita, llamada Quiribri por los indígenas, bautizándola con el nombre de La Huerta. Colón fondeó sus naves en la isla para repararlas, lo que le permitió tener un pasajero contacto con los indígenas de Cariari.

Los inicios de la ciudad de Limón fueron como una pequeña aldea habitada por afro caribeños, con pequeños ranchos sobre unos terrenos rocosos y pantanosos rodeados de densa vegetación frente a una bahía protegida con aguas profundas, idónea para el atraco de barcos. La aldea estaba poco poblada ya que era una zona hostil debido a los continuos ataques de indios miskitos y piratas durante el periodo colonial.

Su nombre se debe a una pequeña plantación de árboles de limón que había frente a la casa de un tratante de carey y hule que se estableció cerca de Moín alrededor del año 1.840.

Con la decisión del gobierno del General Tomas Guardia de construir un puerto en Limón para acortar la ruta de las mercancías hacia Europa, se envía en Noviembre de 1.871 un destacamento de militares dirigido por Federico Fernández de Oreamuno y se comienza a levantar la primera casa bodega, suponiendo el inicio de la construcción del ferrocarril que uniría San José con Limón y el punto de partida para el desarrollo de la ciudad. El Gobierno también ordenó el traslado del ya existente fondeadero de Moín a Limón, así como de las familias mestizas y criollas que habían llegado de las fincas de cacao de Matina, del valle central y escapando de las revueltas de Colombia.

La construcción del ferrocarril requirió mucha mano de obra, que en general fue de afro caribeños, especialmente de Jamaica, que influyeron en forma directa en el desarrollo de Puerto Limón, aunque también atrajo a sirios, colombianos y chinos seducidos por el auge del ferrocarril. Ahora las casas se levantaban de madera sobre pilares con estilo victoriano, clara influencia de las colonias inglesas del Caribe.

El puerto de Limón se convirtió en el puerto comercial más importante del país y todavía mantiene su hegemonía. Los últimos trenes dejaron de funcionar en el 1.991 como consecuencia del terremoto que azotó a Limón y destruyó las vías del tren. Hoy Limón guarda el encanto de las ciudades afro caribeñas y es un punto de encuentro de diferentes culturas, la negra, la indígena, blancos, chinos … donde cada uno aporta sus peculiaridades al mosaico étnico que es Limón.