reportajes-vida-silvestre costa rica

REPORTAJES CARIBBEAN WAY VIDA SILVESTRE

tortuga-verde-fondo-OK
tortuga-verde-desovando

TORTUGA VERDE

Entre los meses de Julio a Octubre las playas del Caribe reciben a un antiguo y peculiar visitante, la Tortuga Verde, que cada año viene a depositar aquí sus huevos y a recordarnos el verdadero valor de la vida silvestre.

El mar Caribe esconde grandes riquezas y misterios, reflejo de una naturaleza sorprendente. De entre todas las especies que habitan sus aguas hay algunas especialmente admiradas por el ser humano, animales como la tortuga marina, que durante siglos fue masacrada por el hombre y hoy se ha convertido en un símbolo entrañable de la conservación.

Hábiles nadadoras en su medio las tortugas marinas se tornan torpes cuando las hembras salen a la playa a depositar sus huevos. En ese momento, ante nuestros ojos, se presenta uno de los espectáculos mas enternecedores que pueda ofrecernos la naturaleza, el esfuerzo de un animal por perpetuar su especie.
La Tortuga Verde (Chelonia mydas) es una de las 7 especies de tortugas marinas que existen en el mundo y entre los meses de Julio a Octubre se convierte en la protagonista de Tortuguero, a donde acuden miles de visitantes para contemplar el arribo, la puesta de huevos y el nacimiento de las crías de este gigantesco quelonio.

Tortuguero es bien conocido por su exuberante belleza y su intrincado sistema de ríos y canales que recorren sinuosos la selva. Su extensa playa está considerada el santuario mas importante en todo el Caribe occidental para el desove de la Tortuga Verde. Esto motivó que en 1975 se creara el Parque Nacional Tortuguero.

La Tortuga Verde desova cada 2 o 3 años y realiza de 3 a 5 puestas en cada ocasión. La hembra migra entonces hacia la zona de desove que suele ser la playa donde ella nació, emerge del agua en la noche y busca un lugar seguro donde depositar sus huevos. Comienza limpiando el área con sus extremidades y después con sus aletas posteriores cava una cámara de unos 70 cm. de profundidad donde deposita entre 100 y 120 huevos, después la cubre de arena y la camufla de sus posibles depredadores naturales.

57 noches después las pequeñas crías rompen el huevo y nacen todas a la vez, se inicia entonces una carrera hacia el mar donde nadan frenéticamente contra la corriente hasta alcanzar las aguas profundas, donde estarán a salvo de sus depredadores.

En su juventud la tortuga habita en las aguas profundas y cuando alcanza un tamaño de 20 a 25 cm. se traslada a las praderas submarinas costeras. Cuando alcanza un tamaño de 70 a 80 cm. migra hacia las zonas de alimentación de los adultos en el Caribe nicaragüense y en la Guajira, entre Colombia y Venezuela, principalmente.

Hasta los 30 años de edad no alcanza la madurez sexual. Se calcula que de cada 1.000 huevos solo una tortuga llega a adulta y se reproduce. En su estado adulto la tortuga tiene pocos depredadores, su principal amenaza es el hombre. Durante siglos, y aún hoy, las playas de Costa Rica han sido víctima del expolio de huevos y con frecuencia muchas tortugas son sacrificadas para comerciar su carne, poniendo en serio peligro la supervivencia de esta especie declarada en peligro de extinción.

Afortunadamente en Tortuguero se ejecutan programas de investigación y conservación que están dando sus frutos. Hoy día Tortuguero posee la mayor población de esta tortuga en todo el Atlántico y en el hemisferio occidental. Además este recurso aporta beneficios económicos a la comunidad, especialmente con el turismo.

Tortuguero es el lugar ideal para conocer de cerca a este maravilloso animal. Si lo deseas podrás contemplar el desove de la tortuga o el nacimiento de las crías, para ello irás acompañado por uno de los guías locales acreditados. El paseo a la playa se realiza en la noche, dura dos horas y cuesta 20 dólares por persona. Parte de este precio sirve para financiar el nuevo programa de rastreadores, estos son los encargados de rastrear la playa en busca de las tortugas, un vez localizadas se lo comunican a los guías, indicándoles el punto exacto a donde debe llegar con los visitantes, de esta manera se evita la aglomeración de gente caminando por la playa, lo cual asusta a las tortugas que pueden desistir de desovar.

Si visitas Tortuguero aprovecha para disfrutar de sus muchos atractivos. Nada hay mas relajante que adentrarse en los ríos y canales por paisajes serenos y sentirte en pleno contacto con la vida silvestre. Dedica tiempo para visitar el museo de la tortuga, pasear por el pueblo y conocer a su amable población, y si puedes disfruta del atardecer en un embarcadero sobre la laguna. En Tortuguero encontrarás todos los servicios necesarios para hacer agradable tu visita y si agudizas tus sentidos descubrirás un paraíso emocionante y único.