reportajes-vida-silvestre costa rica

REPORTAJES CARIBBEAN WAY VIDA SILVESTRE

caucel-tercera
caucel-principal

CAUCEL

El Caucel, también conocido como Margay o Tigrillo, perteneciente a la familia Felidae, es el mas pequeño de este grupo de animales, tiene el tamaño de un gato doméstico grande, su cuerpo es robusto y la cola es muy larga en comparación con el cuerpo. El color del cuerpo es entre café y gris mate con manchas negras abiertas y bordeadas por una línea negra. Las orejas son negras con una mancha dorsal blanca. Las manchas en la cabeza se transforman en líneas negras. El pelaje es relativamente largo y espeso, el hocico es corto y sus ojos grandes.

De los felinos del Neotrópico es el que mejor se adapta a la vida arbórea. Es un ágil trepador y saltador y es el único que tiene articulaciones que giran lo suficiente para permitirle saltar de cabeza de los árboles con las patas posteriores volteadas hacia el tronco, al igual que una ardilla. Pasa la mayor parte del tiempo en las ramas de los árboles, donde caza monos, aves, lagartijas e insectos, aunque también suele alimentarse de ratas y ratones silvestres.

Es de hábitos nocturnos y en el día descansa y duerme en las copas altas de los árboles. Como otros felinos salvajes es territorial y requiere de grandes extensiones de territorio que marca con su orina. Es solitario, por lo que es muy raro de observar. Alcanza la madurez sexual al año y medio aproximadamente, y tiene una o dos crías por parto, cada dos años, después de un período de gestación de unas 12 semanas.

El caucel (Leopardus wiedii) a veces es confundido con el ocelote o manigordo (Leopardus pardalis) pues tienen una apariencia similar, pero pueden diferenciarse por detalles pequeños como por ejemplo su tamaño, el ocelote puede ser hasta tres veces mas grande, el caucel caza en los árboles a diferencia del ocelote que lo hace en tierra y la cola del caucel es mas larga en proporción que la del ocelote lo que le permite mantener el equilibrio con más facilidad, además de tener mayor capacidad para brincar.

El caucel habita desde México hasta el norte de Argentina. Este felino tuvo una amplia distribución en Costa Rica, desde las tierras costeras hasta las montañas del interior, aunque actualmente ha sido extinguido de la mayor parte del país y sólo se puede observar en los parques nacionales y zonas protegidas. Los peligros que acechan a este bello animal son la pérdida de hábitat, la deforestación y el hombre que los ha cazado por su piel, por deporte y cuando atacan el ganado.