reportajes-vida-silvestre costa rica

REPORTAJES CARIBBEAN WAY VIDA SILVESTRE

Basilisco-6
Basilisco-4

BASILISCO

BASILISCUS PLUMIFORMS
Por Francisco Durán Alvarado.

Hace millones de años que los grandes reptiles del cretácico dejaron de existir sobre la faz de la Tierra. Pero el sueño de un Parque Jurásico siempre ha estado latente en la mente de científicos, grandes escritores de novelas y otros creadores de ilusiones.

Sin embargo no hay que invertir en un proyecto tan largo y costoso para poder observar a unas sorprendentes criaturas que nos harán imaginar al más estrafalario dinosaurio. Basta con buscar algún río, humedal o curso de agua limpio en alguna zona del Caribe.

Quizás al principio no veamos nada, pero de pronto un chapoteo sobre el agua nos haga volver la cabeza y podamos observar una gran lagartija verde deslizándose sobre el agua en posición bípeda, sobre dos patas, a gran velocidad. Se trata del basilisco de doble cresta, Basiliscus plumifrons, un gran lagarto de color verde brillante con pequeños y eléctricos lunares azules.

Esta especie se distingue de otros basiliscos por su color y por su llamativa cresta, con dos proyecciones, sobre la cabeza, espalda y cola de los machos. Estos miden entre 75 y 80 cm. en su edad adulta.

A éste grupo de reptiles se les llama Lagarto Jesucristo por su habilidad de imitar el milagro bíblico del carpintero que caminaba sobre las aguas. Esto se debe a la forma de sus patas con pequeñas estructuras plegables como membranas a lo largo de sus dedos, que al correr a gran velocidad sobre la superficie del agua permite crear una especie de bolsa de aire capaz de soportar su peso y facilitar el desplazamiento. Muchas otras especies de lagartos pueden adoptar esta postura bípeda, incluso el remoto tiranosaurio rey, pero el basilisco es el único capaz de desplazarse sobre el agua.

En Costa Rica encontramos 3 especies de basiliscus, principalmente cerca de ríos o cursos de agua, en bosques húmedos de tierras bajas, por debajo de los 500 metros, aunque se han registrado ejemplares hasta unos 1200 metros. Otra especie que encontramos en la vertiente del Caribe es el Basiliscus vittatus, de color predominante de pardo a oliva.

Su alimentación consiste en una gran variedad de pequeños animales incluyendo insectos, cangrejos, pequeños vertebrados, huevos y materia vegetal como frutos. Las crías son básicamente insectívoras. Se reproducen durante todo el año, principalmente durante el período de lluvias entre mayo y septiembre. Según los estudios sus nidadas consisten entre 4 y 17 huevos que duran incubándose entre 55 y 75 días.

Entre sus enemigos están las serpientes y los zorros pelones. Otros animales que podrían representar una amenaza son las aves rapaces y mamíferos como los mapaches, y el ser humano con la contaminación severa y la eliminación de la vegetación. Debido a sus hábitos diurnos y a la resistencia a la presencia humana, tendrás oportunidad de observar en su hábitat natural a estos curiosos reptiles que se niegan a correr el mismo destino que los dinosaurios.