reportajes-ocio-y-aventura costa rica

REPORTAJES CARIBBEAN WAY OCIO Y AVENTURAS

tour-del-chocolate-1
tour-del-chocolate-2
tour-del-chocolate-3
tour-del-chocolate-4
tour-del-chocolate-5

TOUR DEL CHOCOLATE

A las ancestrales culturas indígenas de América les debemos el arte de cosechar y procesar la planta sagrada del cacao, de donde se obtiene la bebida de los dioses, el “xocolatl”. Tu visita al Caribe Sur será la mejor ocasión para acercarte al mundo de este fruto, su origen, su historia y conocer todo el proceso elaboración del chocolate, tal y como lo preparaban hace miles de años los mayas y los aztecas.

Los mayas crearon un brebaje amargo tostando las semillas de cacao al que llamaban “cacahuat” que consumían exclusivamente los reyes y los nobles, los hechiceros lo prescribían con fines terapéuticos y los guerreros lo tomaban como reconstituyente. Los aztecas aprendieron de los mayas sobre el cultivo y el uso del cacao y lo llamaron “xocolatl” que mezclaban con especias. Una taza de “xocolatl” eliminaba el cansancio y estimulaba la capacidad mental, era fuente de sabiduría espiritual, energía corporal y potencia sexual. También usaban las semillas como moneda para pagar los impuestos en el sistema feudal azteca.

En 1.519 el conquistador español Hernán Cortés, a su llegada a México, decidió exportarlo a Europa, donde el nuevo brebaje resultaba fascinante. La corte española mantuvo su receta como secreto de Estado y sólo los monjes conocían como convertir el fruto en chocolate, que adaptaron al paladar europeo, sustituyendo las fuertes especias utilizadas por los nativos americanos por miel, azúcar y leche.

En las reservas indígenas de Talamanca quedan herederos de este arte que todavía preparan a fuego lento este exquisito manjar de dioses. Podrás pasear por alguna de las fincas orgánicas de cacao acompañado de un guía que te mostrará el fruto fresco del cacao, llamado “mazorca”, relleno de granos o semillas cubiertas por una pulpa mucilaginosa de color blanco y de sabor agradable que te darán a probar. La elaboración del chocolate comienza con la fermentación y posterior secado de la semilla, donde los granos son extendidos por varios días, después el lavado y el pulido logran un grano libre de residuos, para ser tostado, descascarillado, molido y prensado hasta obtener una pasta de textura suave, cacao puro al que después se añaden azúcar, especias o aromas hasta obtener la emulsión deseada, el chocolate.

El cultivo del cacao llegó al Caribe Sur en 1.924 y para los años 50 ya significaba el principal medio de subsistencia para los pequeños agricultores de la región. En el Museo Nacional del Cacao, Cacao Trails, situado entre Puerto Viejo y Cahuita, podrás acercarte a su historia, ver los utensilios y maquinarias que se usaron en pleno esplendor del cacao y conocer el método de elaboración del chocolate. También Chocorart, en Playa Chiquita, es un proyecto abierto al visitante donde en un tour guiado podrás conocer los secretos de esta planta, desde su siembra hasta la recolección del fruto y participar en la elaboración de tu propio chocolate. Sin duda la más dulce aventura.