reportajes-ocio-y-aventura costa rica

REPORTAJES CARIBBEAN WAY OCIO Y AVENTURAS

senderismo-en-manzanillo-rana
senderismo-en-manzanillo-oropel
senderismo-en-manzanillo-prismaticos

SENDERISMO EN REFUGIO DE VIDA SILVESTRE GANDOCA MANZANILLO

Internarse en un Bosque Tropical Húmedo y dejarse envolver por la espesura de la selva y sus enigmáticos sonidos es una de las experiencias más sorprendentes e interesantes que se pueden realizar en el Caribe, en especial en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo, una de las zonas costeras más bonitas y exuberantes de Costa Rica, un alejado y exótico paraje que posee una gran diversidad de hábitats, tanto terrestres como marinos.

Su parte terrestre está formada por pequeñas colinas, con alturas máximas de 115 metros, tapizadas por una densa selva tropical, con sectores catalogados como bosque primario. Si te interesa la naturaleza y eres amante de los animales te recomendamos explorar los senderos que se internan en este refugio acompañado de un guía naturalista local que te ayudará a observar la fauna en estado salvaje y te desvelará algunos secretos de la selva.

Intérnate al bosque guiado por Ricky, Abel, Tino o Alex, excelentes guías naturalistas, quienes con sus explicaciones y caminando entre gigantescos árboles en peligro de extinción, te harán comprender la delicada relación de simbiosis en el mundo natural. Durante el recorrido el guía te enseñará como conseguir agua potable, curarte y vendarte una herida ó conseguir alimento. Serás testigo del vuelo de un tucán, de los saltos de los monos araña, los gritos del mono congo y la simpatía del cariblanco, observarás inmóviles iguanas verdes regulando su temperatura corporal al sol, perezosos boca abajo, diminutas ranitas rojas brincando por las raíces de los arboles, la venenosa y bella serpiente oropel durmiendo plácidamente, las enormes hormigas bala y los insectos mas extraños que te puedas imaginar. El refugio tiene dos entradas o sectores, Manzanillo y Gandoca, dos pueblos que se destacan por su carácter afro caribeño.

El refugio fue creado el 29 de octubre 1985, protege 5.013 ha. en su parte terrestre y 4.436 ha. en su parte marina. Además de las caminatas por su extraordinario bosque podrás bañarte en sus paradisíacas playas de arenas claras, pasear en lancha a lo largo de su escarpada costa y observar las 3 especies de delfines que aquí viven, podrás sumergirte en un arrecife de coral lleno de vida, contemplar el desove de la tortuga marina Baula o navegar en un bote a remos o en kayak entre los manglares de la Laguna de Gandoca, diferentes formas de conocer este privilegiado rincón del mundo.

Este área protegida es una de las maravillas naturales de Costa Rica, un tesoro que hay que salvaguardar por su extraordinaria riqueza biológica y paisajista, una labor que depende en gran parte de las comunidades cercanas y del Estado que ha de reforzar el control sobre el manejo de sus recursos. De esta forma nosotros y las futuras generaciones podremos disfrutar de la mágia de esta exuberante tierra.