reportajes-naturaleza costa rica

REPORTAJES CARIBBEAN WAY NATURALEZA

01-reptiles-y-anfibios-caiman

REPTILES

Son ovíparos, su cuerpo está cubierto de escamas, respiran por pulmones y son animales de sangre fría que obtienen su energía del calor del Sol. Existen 3 familias de reptiles: los cocodrilos, las tortugas y los lagartos y serpientes.

COCODRILOS

Hay 2 especies, el Cocodrilo Americano (Crocodylus acutus) de hasta 7 mts., vive tanto en agua dulce como salobre, en zonas caudalosas, es carnívoro y pone sus huevos en huecos cavados en los arenales. La otra especie es el Caimán (Caimán crocodilus) que no sobrepasa los 3 mts. y prefiere las aguas menos caudalosas, es ovíparo y deposita sus huevos en montículos que hace con materia orgánica.

TORTUGAS

Entre las marinas encontramos 5 especies, la Tortuga Verde (Chelonia mydas) es la más abundante, llega a medir 1.5 mts. y desova entre los meses de Julio a Octubre en todo el litoral caribeño, especialmente en el Parque Nacional Tortuguero. La Tortuga Baula (Dermochelys coriácea) es la de mayor tamaño, con casi 2.5 mts. de longitud y 750 kg. de peso, desova en toda la costa del Caribe, en especial Tortuguero y Gandoca entre los meses de Marzo y Mayo. Las otras son la Carey (Eretmochelys imbricata), la Lora y la Caguáma. En agua dulce destaca la Tortuga Negra de Río (Rhinoclemmys funérea).

LAGARTOS

Entre los lagartos se encuentran las lagartijas, iguanas, camaleones y basiliscos, entre otros, con un total de 63 especies en Costa Rica. La Iguana Verde (Iguana iguana) puede medir hasta 60 cm. sin la cola, habita los bosques húmedos hasta una altura de 500 metros, es ovípara y muy territorial. El Basilisco Esmeralda (Basiliscus plumiforme), conocido como lagarto Jesucristo, tiene la habilidad de correr sobre las aguas, posee un color verde brillante y mide hasta 25 cm. sin cola. De la misma familia es el Basilisco Rallado (Basiliscus vittatus) de 14 cm., de color café a oliva claro con líneas amarillas en los costados

SERPIENTES

Se caracterizan por sur un cuerpo alargado y cilíndrico, tienen un esqueleto óseo muy flexible, su piel es seca, carecen de buena visión aunque gracias a una serie de órganos especiales pueden sentir el calor y oler detectando lo que se encuentra a su alrededor.

Las serpientes no venenosas están representadas en 118 especies. En cuanto a la alimentación, las especies grandes, como las Boas (Boa constrictor) basan su alimentación en pequeños animales. Otras se alimentan exclusivamente de serpientes y se les llama “ofiófagas”, como la Zopilota (Clelia clelia) depredador de la principal serpiente venenosa, la Terciopelo.

En cuanto a las venenosas podemos encontrar 18 especies, ubicadas en las familias Hydrophiidae (serpiente de mar), Elapidae (corales) y Viperidae (tobobas venenosas). Hay 4 especies en la familia de las Corales, tres de ellas con los anillos de color rojo-negro-amarillo, de alrededor de un metro de longitud, cuyo veneno es neurotóxico, y la Gargantilla (Dipsas articulata), con anillos bicolor, rojo y negro o negro y blanco.

Entre las Tobobas venenosas hay 13 especies, destacan la Matabuey (Lachesis stenophrys), la Terciopelo (Bothrops asper), la Oropel (Bothriechis schlegelii) y la Lora (Bothriechis lateralis) entre otras, cuyo veneno produce destrucción de tejidos y problemas con la coagulación de la sangre.