reportajes-historia costa rica

REPORTAJES CARIBBEAN WAY HISTORIA

el-cacao-y-los-piratas-3-en-playa
el-cacao-y-los-piratas-1-piratas

EL CACAO Y LOS PIRATAS

A partir del Siglo XVII los colonos se establecen en la costa caribeña, entre los ríos Parismina, Reventazón, Pacuare y Matina, y el comercio del cacao se convierte en la base de la economía local, una actividad que traería consigo otro comercio, el de esclavos, hombres y mujeres eran traídos de África Ecuatorial y Occidental y sometidos a los trabajos más duros.

La dificultad de establecer puertos y poblaciones en el Caribe por parte de la Corona Española, facilitó la alianza entre los indios de la Miskitia, de la costa de Nicaragua, buenos conocedores del terreno y los corsarios ingleses apoyados por la Corona Británica, con el fin de incursionar en la región, los ingleses reconocieron al Reino de la Miskitia y proclamaron a sus reyes. Se acercaban a esta costa buscando refugio por sus aguas tranquilas y bahías protegidas y en busca de botines, saqueando sistemáticamente el cacao de las plantaciones para su venta en Inglaterra y capturando indígenas para venderlos como esclavos en las plantaciones de caña de azúcar en las islas del Caribe, esto hizo que los indígenas se replegaran a las montañas y quedaran entre la Corona Española y los piratas.

En 1.780 el corsario Horacio Nelson incursiona por el río San Juan y toma el fuerte de San Carlos. John Davis llega hasta Granada que es saqueada. Alentados por el botín 600 bucaneros al mando del viejo Mansfield y Henry Morgan desembarcan en el actual puerto de Portete, junto a Limón, con el propósito de asediar Cartago, pero desalentados por la geografía abandonaron en el río Reventazón, donde los esperaba un contingente de arcabuceros, solo se llevaron un pequeño botín de la localidad de Turrialba.

En 1.800 cae el reino de la Miskitia que pasa a manos de la soberanía española. Para 1.850 las plantaciones de cacao habían sido abandonadas. Algunos restos de barcos hundidos como los que hay en Cahuita son el testimonio de esa época de piratería. También son numerosas las leyendas de tesoros enterrados y espíritus que los custodian.